Logotipo Olentzero

Ixila eta pentsakorra
potolo eta gainera nola!
Gabonero beti ondoan
hara hemen Olentzero hona!

Cookie-ei esker eskaintzen ditugu gure zerbitzuak. Gure zerbitzuak erabiliz gero, cookie-ei ematen diegun erabilera onartzen duzu. Hemen kontsulta dezakezu gure cookieak politika. OK

Orokorrak

Olentzero 1967.El Padre Hilario (#930). 1967/12/24

Algunos recuerdos sobre el Olentzero

Consciente de que probablemente no será necesario abundar en la descripción de esta tradición que algunos documentan como pre-cristiana y otros califican como leyenda no exenta de cierta magia y fantasía, quisiera referir algunos recuerdos relacionados con este orondo carbonero que aún conservo vivos en mi mente.

En el año 1918 fueron destinados al colegio Nuestra Señora del Buen Consejo de Lekaroz dos franciscanos hermanos de sangre, Aurelio OLazarán ( Padre Agustín de Lizarra ) y Alejandro Olazarán ( P. Hilario de Estella ) como profesores.

Desde el principio de su docencia se dedicaron , después de impartir sus clases, a recorrer muchos pueblos y caseríos del Baztan primero y de una vasta parte de Euskal Herria después, recopilando melodías, partituras, canciones, dantzas, bertsos … movidos por el amor a su cultura.

El Padre Hilario recogía principalmente las músicas y el Padre Agustín las leyendas, cuentos, letrillas y bertsos. Una pequeña muestra de esos descubrimientos es una publicación del Padre OLazarán en el año 1932 en la revista “Txistulari” de dos piezas musicales armonizadas para tres voces tituladas “Olentzarotarako” y “Olentzaro hiru abotsetarako”.

En septiembre del fatídico año 1936 fueron desterrados a Chile. El P. Hilario aún fue publicando en la revista “Txistulari” (fundada en 1928) una cantidad importante de partituras, pero toda la parte del P. Agustín “desapareció” en Lekaroz. Posteriormente éste murió en Chile a los dos años de llegar, llevándose consigo un inapreciable bagaje cultural que tristemente no se ha podido recuperar. Todavía recuerdo la despedida de los dos hermanos en el nº 33 de la calle Tejería, el día 9 de septiembre de 1.936, cuando iban a ser deportados , al P. Agustín sacando “milagrosamente “ de debajo de su sotana unos chorizos y algunas viandas más para su hermana Victoria. Nos hablaba de que se las había regalado un carbonero gordo que vivía en el monte y que volvería por Navidad …

Ya en el año 1.955 el P. Hilario volvió a Pamplona en unas “vacaciones” permitidas a duras penas por el “régimen” y una de las primeras cosas que hizo fue felicitar al P. José Luis de San Sebastián y a los miembros de la juventud de San Antonio por su inmensa labor en la recuperación y organización en Pamplona del ahora nuestro Olentzero.

También bullen en mi cabeza las palabras de altos mandatarios eclesiásticos en las primeras andanzas de Olentzero por Pamplona oponiéndose a que saliera el Día de Nochebuena, alegando que era una celebración pagana y que podía trasmitir dudas en la religión católica. Supongo que la incoporación del belén a la comitiva habrá limado esas asperezas.

Años más tarde, a mediados de los años 70 , tuvimos una experiencia también reseñable. Ese año se produjeron en alguna parte del recorrido del olentzero por la parte vieja, una serie de gritos entonces llamados “subversivos” por lo cual alguién pensó que debiamos contar con la inestimable colaboración de un montón de camionetas de “grises” que, porra en ristre, quisieron cambiar la música popular por una sinfonia de humo y pelotas.

Sin embargo dentro de aquel grupo de txistularis que ,con dedos temblorosos y ojos muy abiertos seguían interpretando sus melodías, sonó una voz repitiendo con aire sereno : ¡No dejeis de tocar ! ¡ No corráis ! Con lo cual a paso algo más ligero que el anterior, y rodeados de un público monocolor (gris), conseguimos llegar a los locales de San Antonio y finalizar tocando el Agur Jaunak ante tan selecta audiencia,

Verdaderamente es una gozada asistir el día de Nochebuena a esta comitiva que se ha ido enriqueciendo año tras año con la colaboración desinteresada de muchisima gente anónima, que tanto mérito tiene. ¡ Además ahora trae regalos !

Ya se sabe que al ser carbonero, gordo , tripaundi, un poco bebedor y euskaldun, Olentzero a veces tropieza en trampas que le ponen algunas alimañas en zonas oscuras del bosque donde vive , pero sabemos que es fuerte y sabrá levantarse y seguir adelante para volver el año que viene con más fuerza.

Iosu Mikel Sarasate Olazaran.

larunbata, 2009(e)ko abenduaren 19a

Orokorrak kategorian

 
Hosting por dinahosting

 

Olentzerozaleen Elkartearen web gune ofiziala
olentzero.net@gmail.com
2006ko, 2007ko bertsio ikustea · RSS · intranet
Logo Udalbilde-Udalbiltza
Babeslea Udalbiltza Udalbide
Olentzeroren Lagunak Elkarteak Udalbiderekin hitzarmenak sinatu ditu 2005, 2006, 2007, 2008 eta 2011an.
Esker Kepa Gallego · Design Lekunberri.com
© 2007-2019.